Recetas tradicionales

Tarta de ruibarbo con mantequilla marrón Streusel

Tarta de ruibarbo con mantequilla marrón Streusel

Ingredientes

CORTEZA

  • 1 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 1/2 taza (1 barra) de mantequilla fría sin sal, cortada en cubos de 1/2 pulgada
  • 3 a 4 cucharadas de crema fría

ACERO

  • 9 cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en cubos de 1/2 pulgada
  • 3/4 taza (empaquetada) de azúcar morena dorada
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 3/4 taza de harina para todo uso

RELLENO

  • 5 tazas de ruibarbo en rodajas de 1/2 pulgada de grosor (de aproximadamente 2 1/2 libras)
  • 1/2 taza de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de cáscara de limón rallada

Preparación de recetas

PARA LA CORTEZA

  • Licue la harina, el azúcar y la sal en el procesador durante 5 segundos. Usando turnos de encendido / apagado, corte la mantequilla hasta que se forme una harina gruesa. Agrega la yema de huevo y 3 cucharadas de crema. Licue hasta que se formen grumos húmedos, agregando más crema si la masa está seca. Junta la masa en una bola. Presione suficiente masa en un molde para tartas de 10 pulgadas de diámetro con fondo removible para hacer una corteza de 1/4 de pulgada de espesor. Perfore toda la corteza con un tenedor. Enfríe por lo menos 2 horas.

PARA STREUSEL

  • Cocine la mantequilla en una sartén grande a fuego medio hasta que esté dorada, revolviendo con frecuencia, aproximadamente 5 minutos. Alejar del calor. Agrega las almendras, el azúcar y la canela. Agregue la harina y revuelva hasta que se formen grumos húmedos. Déjelo enfriar completamente. HACER CON ANTICIPACIÓN: La corteza y el streusel se pueden preparar con 1 día de anticipación. Cubra por separado y enfríe.

PARA RELLENAR

  • Precaliente el horno a 375 ° F. Mezcle todos los ingredientes en un tazón para mezclar. Deje reposar hasta que el relleno se vea húmedo, revolviendo ocasionalmente, aproximadamente 15 minutos.

  • Hornee la masa fría hasta que esté dorada, presionando con el dorso del tenedor si la masa burbujea, aproximadamente 20 minutos. Retirar del horno. Reduzca la temperatura del horno a 350 ° F.

  • Vierta el relleno en la masa tibia. Se desmorona el streusel. Hornee hasta que el relleno burbujee y el streusel esté crujiente y dorado, aproximadamente 1 hora. Deje enfriar la tarta en una rejilla durante 30 minutos. Sirva tibio oa temperatura ambiente.

Sección de Reseñas

Crujiente de bayas de ruibarbo

¡Este delicioso y sabroso ruibarbo crujiente de bayas es una de las selecciones de postres de frutas más increíbles para disfrutar durante todo el verano!

¡Es tan simple de hacer con muy poca preparación también! Está cargado de ruibarbo fresco, fresas y cerezas con una hermosa cobertura crujiente de streusel de avena en la parte superior que es para morirse. ¡Regálate una cucharada o 2 de helado de vainilla encima de tu apetitoso baya crujiente para llevarlo al siguiente nivel!

Si te encanta el pastel pero quieres hacer la mitad del trabajo, ¡haz una fruta crujiente! ¡Disfrútalo caliente del horno! ¡Es totalmente delicioso!


Asa el ruibarbo

  • Coloque una rejilla en el centro del horno y caliente el horno a 400 ° F.
  • Mezcle el ruibarbo con el azúcar granulada y la sal en un tazón mediano. Deje reposar, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva, aproximadamente 30 minutos.
  • Raspe el ruibarbo y cualquier líquido en una fuente para hornear de 9 & # 21513 pulgadas y colóquelos en una sola capa. Cubra el plato con papel de aluminio y ase durante 10 minutos. Voltee los trozos y ase, tapado, hasta que el ruibarbo esté tierno pero no se deshaga y el almíbar burbujee, unos 15 minutos más.
  • Deje enfriar un poco, luego use una espumadera para transferir el ruibarbo a un plato, dejando el almíbar en el plato. Mide el almíbar. Si es más de 1/4 de taza, transfiéralo a una olla pequeña y hierva hasta que se reduzca a aproximadamente 1/4 de taza.

Haz el streusel

  • Pulse la avena, la harina, ambos azúcares, el jengibre molido y la sal en un procesador de alimentos hasta que la avena esté picada en trozos grandes. Transfiera a un bol y rocíe con la mantequilla. Con un tenedor, combine hasta que se desmorone con trozos de tamaño irregular del tamaño de garbanzos. Incorpora el jengibre cristalizado.

Hacer la corteza ensamblar la tarta

  • Unte generosamente un molde para tarta estriado de 9 a 9-1 / 2 pulgadas con un fondo extraíble.
  • Con un tenedor, combine la harina, el azúcar morena, el jengibre y la sal en un tazón mediano. Agregue la mantequilla y revuelva hasta que se combinen y comiencen a formarse grumos grandes. Presione la masa uniformemente en el fondo y los lados de la sartén. Congele durante al menos 30 minutos.
  • Coloque una rejilla en el centro del horno y caliente el horno a 300 ° F. Coloque la corteza congelada en una bandeja para hornear y hornee hasta que esté dorada, de 30 a 40 minutos. Retire del horno y suba el fuego a 350 ° F.
  • Cubra la corteza tibia con el ruibarbo asado, acurrucando las piezas en una o dos capas. Rocíe el almíbar sobre el ruibarbo y cubra con el streusel, distribuyéndolo uniformemente. Hornee hasta que la parte superior esté dorada y el almíbar burbujee, de 35 a 40 minutos. Deje enfriar sobre una rejilla. Sirva tibio oa temperatura ambiente.

Haga consejos con anticipación

El ruibarbo se puede asar hasta con 3 días de anticipación. Refrigera el ruibarbo y el almíbar por separado. Si el almíbar se vuelve demasiado espeso para verterlo, colóquelo en el microondas de 1 a 2 minutos a temperatura media antes de usarlo.

El streusel se puede preparar con 2 días de anticipación, cubrir y refrigerar.

La corteza congelada con forma se puede envolver en una envoltura de plástico y volver al congelador hasta por 1 mes antes de hornear.


Hechos saludables sobre el ruibarbo:

  • Ruibarbo fortalece tus huesos y es rico en vitamina K, una llave nutritivo en mejorar la densidad ósea y reduciendo el riesgo de fracturas.
  • Se ha encontrado que los taninos de los tallos de ruibarbo mejorar salud intestinal y digestión.
  • Una ración de ruibarbo tiene más antioxidantes que un taza de col rizada. Esto significa extra proteccion de radicales libres.
  • Los tallos de ruibarbo son ricos en antocianinas que puede reducir la inflamación y potenciar la salud del corazón.

Pastel de café de ruibarbo streusel y # 8211 sin gluten

La cobertura de streusel proporciona un agradable contraste crujiente con la torta húmeda que se encuentra debajo.

Al cultivar su propio ruibarbo, es bueno tener una variedad de recetas escondidas y este pastel de café es una excelente alternativa al ruibarbo crujiente.

Esta receta de pastel de café de ruibarbo de temporada rinde de nueve a doce porciones.

La tarjeta de recetas imprimible con una lista completa de ingredientes e instrucciones se encuentra en la parte inferior de la publicación.

Asegúrese de leer todo el publique para no perderse ningún truco o truco importante.

El primer paso para hacer Rhubarb Streusel Coffee Cake fue cortar un poco de ruibarbo.

Luego dejo el ruibarbo a un lado para hacer la cobertura de streusel que también agregaría a la masa del pastel.

Para la cobertura de streusel, vertí un poco de mezcla de harina sin gluten Bob & # 8217s Red Mill 1 a 1, azúcar morena, canela molida y un poco de sal en un tazón.

Mezclé estos ingredientes con un tenedor antes de agregar un poco de margarina derretida.

Luego agregué la margarina derretida con un tenedor hasta que la cobertura se desmoronó.

Luego dejo a un lado la mezcla de cobertura para comenzar a hacer la masa del pastel.

Vertí un poco de azúcar granulada y un poco de margarina en un tazón grande para mezclar.

Luego usé una batidora de mano eléctrica para batir el azúcar y la margarina hasta que estén cremosos.

Luego agregué dos huevos grandes, uno a la vez, batiendo después de cada adición.

Seguí batiendo con la batidora de mano eléctrica hasta que la masa quedó ligera y esponjosa.

Después de que la masa estuvo ligera y esponjosa, medí un poco de salsa de manzana, extracto de vainilla y aproximadamente la mitad de la cobertura de streusel que había reservado antes.

Luego agregué estos ingredientes a la masa con una cuchara de madera grande hasta que se combinen.

Luego medí en un poco de Mezcla de harina sin gluten 1 a 1 Bob & # 8217s Red Mill, polvo de hornear, bicarbonato de sodio y sal.

Revolví con la cuchara de madera nuevamente hasta que todo estuvo bien combinado.

Luego doblé el ruibarbo cortado en cubitos que había apartado antes.

Después de incorporar el ruibarbo, rocié un molde para hornear cuadrado de 8 & # 8243 con aceite en aerosol.

Luego raspé la masa en la bandeja para hornear.

Ahora esparcí la cobertura restante de streusel sobre la masa.

Horneé el pastel de café Rhubarb Streusel en un horno precalentado a 350F durante 60 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salió limpio.

Después de sacar la sartén del horno, dejé enfriar la torta de café.

Ya sea que desee un bocadillo para tomar con su café de media mañana o desee un final dulce para una comida, ¡este pastel de café Rhubarb Streusel realmente dará en el clavo!

Aquí hay algunas recetas más de ruibarbo que puede disfrutar & # 8230

La tarjeta de recetas imprimible con una lista completa de ingredientes e instrucciones se encuentra en la parte inferior de la publicación.


Tarta de ruibarbo y mantequilla morena

Nos vamos a Inglaterra por dos semanas para visitar a la familia de mi novio y luego nos vamos a la Toscana por otras dos semanas. Como puede adivinar, no actualizaré el blog mientras esté fuera (¡después de todo, estoy de vacaciones!).

Tarta de ruibarbo y mantequilla morena
Receta de Bouchon Bakery

Ruibarbo curado
15 tallos jóvenes de ruibarbo (900 gramos o alrededor de 2 libras)
100 gramos (1/2 taza) de azúcar granulada
120 g (1/2 taza + 2 cucharadas) de granadina

Streusel de almendras tostadas
120 gramos (3/4 taza + 2 cucharadas) de harina para todo uso
120 gramos (1 taza + 1 cucharada) de harina / harina de almendras
120 gramos (1/2 taza + 1 1/2 cucharada) de azúcar granulada
0,6 gramos (1/4 de cucharadita) de sal kosher o 1/8 de cucharadita de sal de mesa
120 gramos (4.2 oz) de mantequilla sin sal, fría, cortada en trozos de 1/4 de pulgada

Paté Sucrée
375 gramos (2 2/3 tazas) de harina para todo uso
46 gramos (1/4 taza + 2 1/2 cucharadas) de azúcar en polvo
94 gramos (3/4 taza + 1 cucharada) de azúcar en polvo
47 gramos (1/4 taza + 3 cucharadas) de harina / harina de almendras
225 gramos (8 oz.) De mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1/2 vaina de vainilla, partida a lo largo
56 gramos (3 1/2 cucharadas) de huevos

Relleno de mantequilla marrón
75 gramos (1/2 taza + 3 cucharadas) de harina / harina de almendras
75 gramos (1/2 taza + 1 1/2 cucharaditas) de harina para todo uso
150 gramos (1/2 taza + 1 1/2 cucharadas) de huevos
210 gramos (1 taza + 1 cucharada) de azúcar granulada
75 gramos (1/4 taza + 2 cucharaditas) de leche entera
75 gramos (1/4 taza + 1 cucharada) de crema espesa
165 gramos (3/4 taza + 1 cucharada) de mantequilla morena


El ruibarbo debe curarse durante 24 horas antes de hornear, el p âte sucrée debe refrigerarse durante 2 horas al menos o preferiblemente durante la noche, y el streusel de almendras debe refrigerarse durante 2 horas, así que planifique en consecuencia. La mejor manera de hacer esto sería el día 1, curar el ruibarbo, hacer la pasta sucrée y hacer el streusel de almendras. El día 2, ensamble y hornee todo.

Para el ruibarbo curado, recorte el ruibarbo para que quepa a lo largo en una fuente para hornear de 9 por 13 pulgadas. Con un cuchillo de cocina (un pelador de verduras eliminaría demasiado), comenzando en un extremo de cada tallo, retire los hilos y cualquier cáscara dura a lo largo del ruibarbo si alguno de los tallos es muy joven y verde y no lo hace. recortar fácilmente, se pueden dejar sin pelar.

Coloca el ruibarbo en la fuente para hornear. Espolvorear con el azúcar y rociar la granadina por encima. Cubra con una envoltura de plástico y refrigere por 24 horas, volteando y lanzando el ruibarbo cada 8 horas para cubrirlo uniformemente.

Escurre el ruibarbo sobre toallas de papel y desecha el líquido en la sartén.


Para el p âte sucrée, coloque la harina para todo uso en un tazón mediano. Tamiza los 46 gramos de azúcar glass y la harina de almendras en el bol. Rompa los grumos de harina de almendras que queden en el colador, agréguelos al tazón y bata para combinar.

Coloque la mantequilla en el tazón de una batidora de pie equipada con un accesorio de paleta y bata a velocidad media-baja, calentando el tazón según sea necesario hasta que la mantequilla tenga la consistencia de mayonesa y mantenga un pico cuando se levante la paleta. Tamiza los 94 gramos restantes de azúcar en polvo y pulsa para incorporar el azúcar, luego aumenta la velocidad a media-baja y mezcla durante aproximadamente 1 minuto, hasta que la mezcla esté esponjosa. Raspa los lados y el fondo del tazón. Raspe las semillas de la vaina de vainilla, agréguelas a la mezcla de mantequilla y mezcle a velocidad baja durante unos 30 segundos para distribuir las semillas de manera uniforme.

Agregue los ingredientes secos en 2 adiciones, mezclando durante 15 a 30 segundos después de cada adición, o hasta que estén combinados. Raspe el fondo del tazón para incorporar cualquier ingrediente seco que pueda haberse asentado allí. Agregue los huevos y mezcle a velocidad baja hasta que estén combinados, de 15 a 30 segundos.

Transfiera la masa a la superficie de trabajo. Use la palma de su mano para untar la masa y juntarla. Divida la masa por la mitad y forme cada mitad en un rectángulo de 4 por 6 pulgadas, de aproximadamente 3/4 de pulgada de grosor. Envuelva cada pieza en una doble capa de plástico para envolver. Refrigere hasta que esté firme, aproximadamente 2 horas, pero preferiblemente durante la noche. La masa se puede refrigerar hasta 2 días o congelar hasta 1 mes.


Para el streusel, combine la harina para todo uso, la harina de almendras, el azúcar y la sal en un tazón y bata para romper los grumos. Agregue la mantequilla y revuelva para cubrir los trozos. Trabaja la mezcla con las yemas de los dedos, rompiendo la mantequilla en trozos no mayores de 1/8 de pulgada y combinándola con la mezcla de harina. No trabaje demasiado la mezcla ni permita que la mantequilla se ablande si lo hace, coloque el tazón en el refrigerador para endurecer la mantequilla antes de continuar.

Transfiera el streusel a un recipiente tapado o una bolsa de plástico resellable y refrigere por al menos 2 horas, o hasta 2 días, o congele por hasta 1 mes. Usa el streusel mientras esté frío.


Para la cáscara de tarta, precalienta el horno a 350 grados. Rocíe una sartén de un cuarto de hoja con spray antiadherente. Forre la parte inferior con papel pergamino.

Desenvuelve la masa y colócala entre dos trozos grandes de pergamino o papel film. Con un rodillo, golpee la parte superior de la masa, trabajando de un lado a otro de la masa, para comenzar a aplanar la masa. Gire la masa 90 grados y repita (esto ayudará a evitar que la masa se agriete al enrollarla). Extienda la masa en el pergamino desde el centro hacia afuera, girando y volteando la masa con frecuencia. Si la masa se siente pegada al pergamino, levántelo y vuelva a colocarlo. Si los bordes se agrietan, golpee el borde de la masa con el rodillo para volver a unirla. Si la masa se ablanda, refrigérela durante unos minutos antes de colocarla en la bandeja de un cuarto de hoja. Estire la masa a 30 x 40 cm con un grosor de 1/8 de pulgada.

Retire la parte superior de pergamino si aún no lo ha hecho y coloque la masa boca abajo en la sartén, asegurándose de que las esquinas no sean más gruesas que el resto de la masa. Pasa tus manos sobre la parte inferior del pergamino (que ahora está hacia arriba) para expulsar las burbujas de aire, luego retira el pergamino. Repare las grietas en la masa. Para mí, hubo muchas grietas. Congela la masa durante 30 minutos o refrigérala durante una hora.

Forre la masa con pergamino y rellénela con arroz crudo, frijoles secos o pesos para tartas. Hornee por 15 minutos, luego gire la sartén y el panadero por otros 15 a 20 minutos, hasta que la masa esté firme y ya no se pegue al pergamino. Retirar el pergamino y el arroz, devolver la sartén al horno y hornear por otros 15 minutos, o hasta que la masa esté dorada. Coloque la sartén sobre una rejilla para enfriar y enfríe completamente.

Para el streusel, baje la temperatura del horno a 325 grados. Extienda el streusel en una capa uniforme en una bandeja para hornear. Hornee por unos 12 minutos, volteando el streusel con una espátula de metal cada 4 minutos, hasta que esté dorado y seco. Coloque la sartén en una rejilla para enfriar y deje enfriar por completo. Vierta el streusel en un procesador de alimentos y presione hasta obtener la consistencia de azúcar morena. Dejar de lado.

Mientras tanto, para el relleno, mezcle la harina de almendras y la harina para todo uso en un tazón mediano, rompiendo los grumos en la harina de almendras.

Para la mantequilla marrónEn una cacerola grande a fuego medio, derrita unos 250 gramos de mantequilla sin sal. Tan pronto como se derrita, comience a batir para que se separe. Una vez que la mantequilla comience a hervir, deja de batir y aumenta el fuego a medio alto. Continúe cocinando la mantequilla, batiendo ocasionalmente para evitar que los sólidos que se asientan en el fondo de la sartén se quemen, durante unos 5 minutos. A medida que la humedad se evapora y la mantequilla se dora, las burbujas disminuirán. Levanta un poco de mantequilla con una cuchara para comprobar el color: cuando la mantequilla tenga color caramelo, retírala del fuego y cuela en un bol grande. Desecha los sólidos y vierte la mantequilla transparente en un recipiente. Al agregar la mantequilla al relleno, debe estar tibia.

Combine los huevos y el azúcar en el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio para batir y mezcle a velocidad media durante aproximadamente 2 minutos, hasta que espese. Con la batidora funcionando a fuego medio-bajo, agregue lentamente la leche y la nata. Agregue los ingredientes secos y mezcle a velocidad media baja durante unos segundos, hasta que se combinen. Con la batidora en funcionamiento, agregue lentamente la mantequilla marrón y mezcle para combinar. Transfiera el relleno a la manga pastelera.

Coloque suficiente relleno en la corteza para cubrir el fondo con una capa de 1/4 de pulgada y extiéndalo uniformemente con una espátula pequeña. Coloque el ruibarbo con el lado redondeado hacia arriba sobre el relleno, a lo largo de la sartén. Coloca el relleno alrededor de los tallos, llenando los huecos, luego esparce el relleno restante sobre la parte superior del ruibarbo (puede que no esté completamente cubierto).

Hornea por 40 minutos. Gire la sartén, reduzca la temperatura del horno a 325 grados y hornee por otros 10 a 15 minutos, hasta que el relleno esté firme y dorado. Coloque la sartén sobre una rejilla para enfriar y enfríe completamente.

Para servir, levante la tarta de la sartén con una espátula grande y recorte los bordes de la corteza. Cortar en 12 trozos y decorar cada trozo con un poco de cobertura de streusel. Espolvorea ligeramente la parte superior con azúcar en polvo.


Un pastel de yogur de ruibarbo Streusel sorpresa para la primavera

Una florista me dijo ayer que está escuchando de todos sus clientes que están entusiasmados con este Día de la Madre. En comparación con 2020, cuando nos mantuvimos alejados de nuestras mamás para mantenerlas sanas y seguras, este año es más esperanzador.

¡Es para mí, porque estoy celebrando el Día de la Madre con mi mamá y mis hermanas!

Si está encontrando una razón para celebrar con personas especiales en su vida esta primavera, aquí & # 8217 hay un regalo simple en el que & # 8217 he estado trabajando durante un tiempo: pastel de yogur de ruibarbo.

Perfecto con una taza de café o como parte de un brunch de primavera en toda regla.

Un pastel con frutas y yogur

Hay pasteles de frutas y luego están los pasteles con frutas.

Ligero y tierno, este tipo de pastel de frutas para todas las ocasiones y en cualquier momento del día no es una broma.

He compartido algunos de mis pasteles sencillos favoritos con pera, manzana y plátano. Pero tengo debilidad por el ruibarbo.

Resulta que mi mamá también lo hace. & # 8220Mi padre tenía toneladas de plantas de ruibarbo & # 8221, me dijo mientras preparaba este pastel en su cocina. & # 8220Mi madre hacía todo tipo de cosas con ruibarbo & # 8230 conservas, guisadas & # 8230 nos lo comíamos todo el tiempo. & # 8221

Este pastel de yogur de ruibarbo streusel se basa en un pastel de café clásico: el pastel de café con crema agria Joy of Cooking. ¡Si, ese!

Un pastel de frutas para celebrar

Lo que es diferente de este pastel es que lo he cargado con ruibarbo picado. Los tallos de la tarta se cuecen en la masa, dándole una acidez maravillosa que grita PRIMAVERA.

También reemplacé la crema agria con yogur porque adoro esos pasteles de yogur franceses. Usé yogur de leche entera de Stonyfield alimentado con pasto, pero cualquier yogur natural funciona.

Para el streusel, agregué la canela y las nueces tostadas y picadas. Usando la misma técnica de capas del original, terminas con una sorpresa de streusel en el interior.

Este pastel de yogur de ruibarbo streusel se hornea en un molde desmontable de 9 pulgadas para que puedas ponerlo en un soporte para pasteles y lucirlo.

No hay ninguna razón por la que un reconfortante pastel de café no pueda vestirse de vez en cuando. Especialmente en un Día de la Madre tan especial como este.

¿Cómo está celebrando el Día de la Madre de manera diferente este año? Házmelo saber en los comentarios a continuación o etiqueta una foto #lynnesforage en Instagram o Facebook.


Más recetas de ruibarbo:

¿Eres nuevo en el ruibarbo? Déjame contarte un poco al respecto. El ruibarbo es un vegetal que crece todos los años (llamado perenne). Tiene tallos rojos y verdes que recuerdan a los tallos de apio y hojas grandes y verdes en la parte superior. Aunque el ruibarbo es una verdura, la mayoría de las recetas de ruibarbo lo usan de manera similar a la fruta. El sabor natural del ruibarbo es muy ácido, por lo que la mayoría de las recetas contienen bastante azúcar para equilibrar el sabor agrio.

Los tallos están listos para cosechar en la primavera cuando los tallos miden aproximadamente un pie de largo. Para cosechar, tome un cuchillo y corte el tallo desde la parte inferior. Corta la hoja de la parte superior y deséchala. Las hojas de ruibarbo contienen grandes cantidades de ácido oxálico que es venenoso cuando se ingiere.


Blogueros de repostería

Hornear con avena o harina de avena

      • por Un día en la vida en la granja por The Redhead Baker
    • Cherry Rhubarb Crisp de Palatable Pastime de Making Miracles de Karen y # 8217s Kitchen Stories de Magical Ingredients de Food Lust People Love de Sneha's Recipe
    • Crujiente de ruibarbo cereza

      También podría gustarte:

      Galletas de avena con puré de manzana

      Galletas de especias húmedas con puré de manzana, avena, pasas, trocitos de manzana y nueces.

      Scones de avena, cereza y nueces tostadas

      Los bollos de avena, cereza y nueces tostadas son el regalo perfecto para el desayuno o al final de una tarde de ocio con una taza de té humeante o un capuchino espumoso.

      Muffins de avena y arándanos

      Los bizcochos tiernos hechos con avena saludable y arándanos dulces y regordetes son los favoritos para hornear en primavera.

      Patatas fritas gourmet de frutas y nueces

      Las patatas fritas caseras de frutas y nueces (galletas) gourmet, fáciles de preparar, son perfectas para todos sus quesos para untar ligeramente dulces o incluso para la mantequilla de maní.

      Scones de avena y grosellas

      Por último, estos bollos de avena y grosellas son esencialmente galletas escocesas, llenas de sabor a mantequilla, grosellas y un toque de alcaravea.


      Algunas recetas fabulosas de ruibarbo

      El pastel de durazno y ruibarbo combina el sabor agrio de la primavera con la fruta dulce del verano y rsquos. Melocotón y ruibarbo se unen bajo un streusel dorado en este pastel afrutado perfecto.

      Las galletas de ruibarbo son la merienda perfecta o el postre para llevar. ¡Son suaves, dulces, tachonados de ruibarbo y cubiertos con un suave glaseado de queso crema!

      ¡La salsa de fresa y ruibarbo es tan simple de hacer y tan deliciosa! La fresa, el ruibarbo y las manzanas se endulzan con solo un toque de miel para un excelente refrigerio. ¡Es perfecto para comer solo o un divertido chapuzón para tus galletas de animales!

      El crujido de ruibarbo es uno de los postres favoritos de mi marido y rsquos. Una capa de ruibarbo está cubierta con una corteza dulce y mantecosa para el postre perfecto. O pruebe un crujiente de ruibarbo con un poco de avena mezclado para obtener otro postre perfecto.

      Ahora que he compartido algunas de mis recetas favoritas de ruibarbo, me encantaría saber cuáles son tus favoritas. Cuéntame sobre ellos en los comentarios a continuación o compártelos conmigo en las redes sociales.