Recetas tradicionales

¿Gwyneth Paltrow protagonizará una película gastronómica?

¿Gwyneth Paltrow protagonizará una película gastronómica?

Paltrow 'en negociaciones' para encabezar la adaptación independiente del célebre libro de Gabrielle Hamilton

La estrella de inclinaciones culinarias Gwyneth Paltrow es según se informa "en negociaciones" para asumir el papel principal en una adaptación cinematográfica independiente de las premiadas memorias de la chef Gabrielle Hamilton Sangre, huesos y mantequilla: la educación inadvertida de un chef reacio. La película ha sido descrita como "en una línea similar" como Julie y julia, el éxito sorpresa de taquilla protagonizado por Meryl Streep.

El autor, Hamilton, es el propietario y chef del renombrado restaurante neoyorquino Prune y además tiene un MFA por escrito de la Universidad de Michigan. Sus memorias, publicadas en 2011, fueron bien recibidas tanto por el público como por la audiencia crítica, y le valieron un premio James Beard Book Award in Writing and Literature.

Paltrow es mejor conocida en el mundo de la comida por aparecer en la portada de Bon Appétit y por escribir su propio libro de cocina, La hija de mi padre. O quizás para esa época hizo pan con tomate con Mario Batali durante un viaje por carretera por España. También tiene su boletín electrónico de estilo de vida "GOOP", que brinda a sus lectores información privilegiada sobre alimentos, salud y vida.

La película está actualmente disponible para que los escritores la adapten. Mientras tanto, Paltrow está ocupado filmando Marvel Iron Man 3.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, las mujeres comunes suplicamos, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en el sentido de que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis detallado y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que ella es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" súplicas, que parecen cada vez más desesperadas a medida que se hacen cada vez más necesarias. La entrevista en cuestión trataba sobre su destino de lujo de tat'n’slap, Goop, que sufrió un duro golpe el año pasado cuando la reina madre del estilo de vida Martha Stewart arrojó algo de sombra en su dirección. "No tengo la sensación de que sea creíble. Ella es entusiasta, pero no es creíble ", según los informes, dijo Stewart, dejando a los entusiastas de las velas perfumadas con precios excesivos en un dilema sobre dónde es seguro ir.

Goop se basa en que sus lectores creen que aspiran a ser Paltrow, en que necesitan ir a los restaurantes de lujo a los que ella va, quieren pagar por los tratamientos de belleza extravagantes que ella solicita y se inscriben en la absurda idea de que nuestros ingeniosos e intrincados cuerpos humanos necesitan ser desintoxicados. Una de las frases favoritas de LiS en todo Goop, incluso más que la descripción de un experto en pérdida de peso como un "especialista en integración estructural", se esconde dentro del "¿Realmente funciona la desintoxicación?" Preguntas y respuestas: "Como sabrá cualquier lector de Goop, la idea de desintoxicación más importante es adoptar un estilo de vida de desintoxicación". En otras palabras, para desintoxicarse necesitas desintoxicarte. Para ser mujer necesitas ser mujer. Para no decir nada es necesario. etc.

Si Paltrow está vendiendo su estilo de vida de estrella de cine, entonces no es como nosotros. Pero para funcionar como una empresa, parece haberse dado cuenta de que Goop tiene que ampliar su atractivo. No es de extrañar que esté luchando por saber cuán común se supone que es. Tal confusión de estatus no se ha visto desde los Flat Cap Years, en los que la ex amiga Madonna se casó con Guy Ritchie y tuvo una crisis asombrosa de identidad de esposa de Nueva York-cockney-country-esposa.

Y, sin embargo, a LiS le duele, igual que nosotros cuando el libro de cocina de Paltrow resultó estar lleno de recetas sabrosas que hicieron que todas esas fotos espontáneas sin maquillaje de ella retozando en un prado valieran la pena, casi. Vanity Fair, que tiene problemas con la estrella desde hace mucho tiempo, encabezó esta última crítica con un artículo vicioso y divertido, pero al ver imágenes de la entrevista, Paltrow está, bueno, respondiendo las preguntas tal como le fueron formuladas. "Sin embargo, ¿crees que eres algo parecido a la mujer común?" condujo a: "Soy increíblemente cercana a la mujer común". "No me veo como un gurú en absoluto", responde, cuando se le pregunta si es un gurú. No la hace sentir necesidad "¡Soy como tú!" schtick es más fácil de tragar, por supuesto, pero como ella podría decir: para ser emprendedor, necesitas ser emprendedor.

Este artículo contiene enlaces de afiliados, lo que significa que podemos ganar una pequeña comisión si un lector hace clic y realiza una compra. Todo nuestro periodismo es independiente y de ninguna manera está influenciado por ningún anunciante o iniciativa comercial. Al hacer clic en un enlace de afiliado, acepta que se establecerán cookies de terceros. Más información.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, suplicamos las mujeres comunes, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en el sentido de que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis detallado y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que ella es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" súplicas, que parecen cada vez más desesperadas a medida que se hacen cada vez más necesarias. La entrevista en cuestión trataba sobre su destino de lujo de tat'n’slap, Goop, que sufrió un duro golpe el año pasado cuando la reina madre del estilo de vida Martha Stewart arrojó algo de sombra en su dirección. "No tengo la sensación de que sea creíble. Ella es entusiasta, pero no es creíble ", según los informes, dijo Stewart, dejando a los entusiastas de las velas perfumadas con precios excesivos en un dilema sobre dónde es seguro ir.

Goop se basa en que sus lectores creen que aspiran a ser Paltrow, en que necesitan ir a los restaurantes de alta gama a los que ella va, quieren pagar los tratamientos de belleza extravagantes que ella pide y se inscriben en la absurda idea de que nuestros ingeniosos e intrincados cuerpos humanos necesitan ser desintoxicados. Una de las frases favoritas de LiS en todo Goop, incluso más que la descripción de un experto en pérdida de peso como un "especialista en integración estructural", se esconde dentro del "¿Realmente funciona la desintoxicación?" Preguntas y respuestas: "Como sabrá cualquier lector de Goop, la idea de desintoxicación más importante es adoptar un estilo de vida de desintoxicación". En otras palabras, para desintoxicarse necesitas desintoxicarte. Para ser mujer necesitas ser mujer. Para no decir nada es necesario. etc.

Si Paltrow está vendiendo su estilo de vida de estrella de cine, entonces no es como nosotros. Pero para funcionar como una empresa, parece haberse dado cuenta de que Goop tiene que ampliar su atractivo. No es de extrañar que esté luchando por saber cuán común se supone que es. Tal confusión de estatus no se ha visto desde los Flat Cap Years, en los que la ex amiga Madonna se casó con Guy Ritchie y tuvo una crisis asombrosa de identidad de esposa de Nueva York-cockney-country-esposa.

Y, sin embargo, a LiS le duele, igual que nosotros cuando el libro de cocina de Paltrow resultó estar lleno de recetas sabrosas que hicieron que todas esas fotos espontáneas sin maquillaje de ella retozando en un prado valieran la pena, casi. Vanity Fair, que ha tenido problemas con la estrella durante mucho tiempo, encabezó esta última crítica con un artículo vicioso y divertido, pero al ver las imágenes de la entrevista, Paltrow está, bueno, respondiendo las preguntas tal como le fueron formuladas. "Sin embargo, ¿crees que eres algo parecido a la mujer común?" condujo a: "Soy increíblemente cercana a la mujer común". "No me veo como un gurú en absoluto", responde, cuando se le pregunta si es un gurú. No la hace sentir necesidad "¡Soy como tú!" schtick es más fácil de tragar, por supuesto, pero como ella podría decir: para ser emprendedor, necesitas ser emprendedor.

Este artículo contiene enlaces de afiliados, lo que significa que podemos ganar una pequeña comisión si un lector hace clic y realiza una compra. Todo nuestro periodismo es independiente y de ninguna manera está influenciado por ningún anunciante o iniciativa comercial. Al hacer clic en un enlace de afiliado, acepta que se establecerán cookies de terceros. Más información.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, las mujeres comunes suplicamos, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis detallado y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que ella es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son de hecho iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" súplicas, que parecen cada vez más desesperadas a medida que se hacen cada vez más necesarias. La entrevista en cuestión trataba sobre su destino de lujo de tat'n’slap, Goop, que sufrió un duro golpe el año pasado cuando la reina madre del estilo de vida Martha Stewart arrojó algo de sombra en su dirección. "No tengo la sensación de que sea creíble. Ella es entusiasta, pero no es creíble ", según los informes, dijo Stewart, dejando a los entusiastas de las velas perfumadas con precios excesivos en un dilema sobre dónde es seguro ir.

Goop se basa en que sus lectores creen que aspiran a ser Paltrow, en que necesitan ir a los restaurantes de lujo a los que ella va, quieren pagar por los tratamientos de belleza extravagantes que ella solicita y se inscriben en la absurda idea de que nuestros ingeniosos e intrincados cuerpos humanos necesitan ser desintoxicados. Una de las frases favoritas de LiS en todo Goop, incluso más que la descripción de un experto en pérdida de peso como un "especialista en integración estructural", se esconde dentro del "¿Realmente funciona la desintoxicación?" Preguntas y respuestas: "Como sabrá cualquier lector de Goop, la idea de desintoxicación más importante es adoptar un estilo de vida de desintoxicación". En otras palabras, para desintoxicarse necesitas desintoxicarte. Para ser mujer necesitas ser mujer. Para no decir nada es necesario. etc.

Si Paltrow está vendiendo su estilo de vida de estrella de cine, entonces no es como nosotros. Pero para funcionar como una empresa, parece haberse dado cuenta de que Goop tiene que ampliar su atractivo. No es de extrañar que esté luchando por saber cuán común se supone que es. Tal confusión de estatus no se ha visto desde los Flat Cap Years, en los que la ex amiga Madonna se casó con Guy Ritchie y tuvo una crisis asombrosa de identidad de esposa de Nueva York-cockney-country-esposa.

Y, sin embargo, LiS está dolorida, como nosotros cuando el libro de cocina de Paltrow resultó estar lleno de recetas sabrosas que hicieron que todas esas fotos espontáneas sin maquillaje de ella retozando en un prado valieran la pena, casi. Vanity Fair, que tiene problemas con la estrella desde hace mucho tiempo, encabezó esta última crítica con un artículo vicioso y divertido, pero al ver imágenes de la entrevista, Paltrow está, bueno, respondiendo las preguntas tal como le fueron formuladas. "Sin embargo, ¿crees que eres algo parecido a la mujer común?" condujo a: "Soy increíblemente cercana a la mujer común". "No me veo como un gurú en absoluto", responde, cuando se le pregunta si es un gurú. No la hace sentir necesidad "¡Soy como tú!" schtick es más fácil de tragar, por supuesto, pero como ella podría decir: para ser emprendedor, necesitas ser emprendedor.

Este artículo contiene enlaces de afiliados, lo que significa que podemos ganar una pequeña comisión si un lector hace clic y realiza una compra. Todo nuestro periodismo es independiente y de ninguna manera está influenciado por ningún anunciante o iniciativa comercial. Al hacer clic en un enlace de afiliado, acepta que se establecerán cookies de terceros. Más información.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, las mujeres comunes suplicamos, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis detallado y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que ella es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" súplicas, que parecen cada vez más desesperadas a medida que se hacen cada vez más necesarias. La entrevista en cuestión trataba sobre su destino de lujo de tat'n’slap, Goop, que sufrió un duro golpe el año pasado cuando la reina madre del estilo de vida Martha Stewart arrojó algo de sombra en su dirección. "No tengo la sensación de que sea creíble. Ella es entusiasta, pero no es creíble ", según los informes, dijo Stewart, dejando a los entusiastas de las velas perfumadas con precios excesivos en un dilema sobre dónde es seguro ir.

Goop se basa en que sus lectores creen que aspiran a ser Paltrow, en que necesitan ir a los restaurantes de lujo a los que ella va, quieren pagar por los tratamientos de belleza extravagantes que ella solicita y se inscriben en la absurda idea de que nuestros ingeniosos e intrincados cuerpos humanos necesitan ser desintoxicados. Una de las frases favoritas de LiS en todo Goop, incluso más que la descripción de un experto en pérdida de peso como un "especialista en integración estructural", se esconde dentro del "¿Realmente funciona la desintoxicación?" Preguntas y respuestas: "Como sabrá cualquier lector de Goop, la idea de desintoxicación más importante es adoptar un estilo de vida de desintoxicación". En otras palabras, para desintoxicarse necesitas desintoxicarte. Para ser mujer necesitas ser mujer. Para no decir nada es necesario. etc.

Si Paltrow está vendiendo su estilo de vida de estrella de cine, entonces no es como nosotros. Pero para funcionar como una empresa, parece haberse dado cuenta de que Goop tiene que ampliar su atractivo. No es de extrañar que esté luchando por saber cuán común se supone que es. Tal confusión de estatus no se ha visto desde los Flat Cap Years, en los que la ex amiga Madonna se casó con Guy Ritchie y tuvo una crisis asombrosa de identidad de esposa de Nueva York-cockney-country-esposa.

Y, sin embargo, a LiS le duele, igual que nosotros cuando el libro de cocina de Paltrow resultó estar lleno de recetas sabrosas que hicieron que todas esas fotos espontáneas sin maquillaje de ella retozando en un prado valieran la pena, casi. Vanity Fair, que ha tenido problemas con la estrella durante mucho tiempo, encabezó esta última crítica con un artículo vicioso y divertido, pero al ver las imágenes de la entrevista, Paltrow está, bueno, respondiendo las preguntas tal como le fueron formuladas. "¿Sin embargo, crees que eres algo parecido a la mujer común?" condujo a: "Soy increíblemente cercana a la mujer común". "No me veo como un gurú en absoluto", responde, cuando se le pregunta si es un gurú. No la hace sentir necesidad "¡Soy como tú!" schtick es más fácil de tragar, por supuesto, pero como ella podría decir: para ser emprendedor, necesitas ser emprendedor.

Este artículo contiene enlaces de afiliados, lo que significa que podemos ganar una pequeña comisión si un lector hace clic y realiza una compra. Todo nuestro periodismo es independiente y de ninguna manera está influenciado por ningún anunciante o iniciativa comercial. Al hacer clic en un enlace de afiliado, acepta que se establecerán cookies de terceros. Más información.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, suplicamos las mujeres comunes, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en el sentido de que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis minucioso y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" súplicas, que parecen cada vez más desesperadas a medida que se hacen cada vez más necesarias. La entrevista en cuestión trataba sobre su destino de lujo de tat'n’slap, Goop, que sufrió un duro golpe el año pasado cuando la reina madre del estilo de vida Martha Stewart arrojó algo de sombra en su dirección. "No tengo la sensación de que sea creíble. Ella es entusiasta, pero no es creíble ", según los informes, dijo Stewart, dejando a los entusiastas de las velas perfumadas con precios excesivos en un dilema sobre dónde es seguro ir.

Goop se basa en que sus lectores creen que aspiran a ser Paltrow, en que necesitan ir a los restaurantes de lujo a los que ella va, quieren pagar por los tratamientos de belleza extravagantes que ella solicita y se inscriben en la absurda idea de que nuestros ingeniosos e intrincados cuerpos humanos necesitan ser desintoxicados. Una de las frases favoritas de LiS en todo Goop, incluso más que la descripción de un experto en pérdida de peso como un "especialista en integración estructural", se esconde dentro del "¿Realmente funciona la desintoxicación?" Preguntas y respuestas: "Como cualquier lector de Goop sabrá, la idea de desintoxicación más importante es adoptar un estilo de vida de desintoxicación". En otras palabras, para desintoxicarse necesitas desintoxicarte. Para ser mujer necesitas ser mujer. Para no decir nada es necesario. etc.

Si Paltrow está vendiendo su estilo de vida de estrella de cine, entonces no es como nosotros. Pero para funcionar como una empresa, parece haberse dado cuenta de que Goop tiene que ampliar su atractivo. No es de extrañar que esté luchando por saber cuán común se supone que es. Tal confusión de estatus no se ha visto desde los Flat Cap Years, en los que la ex amiga Madonna se casó con Guy Ritchie y tuvo una crisis asombrosa de identidad de esposa de Nueva York-cockney-country-esposa.

Y, sin embargo, LiS está dolorida, como nosotros cuando el libro de cocina de Paltrow resultó estar lleno de recetas sabrosas que hicieron que todas esas fotos espontáneas sin maquillaje de ella retozando en un prado valieran la pena, casi. Vanity Fair, que tiene problemas con la estrella desde hace mucho tiempo, encabezó esta última crítica con un artículo vicioso y divertido, pero al ver imágenes de la entrevista, Paltrow está, bueno, respondiendo las preguntas tal como le fueron formuladas. "Sin embargo, ¿crees que eres algo parecido a la mujer común?" condujo a: "Soy increíblemente cercana a la mujer común". "No me veo como un gurú en absoluto", responde, cuando se le pregunta si es un gurú. No la hace sentir necesidad "¡Soy como tú!" schtick es más fácil de tragar, por supuesto, pero como ella podría decir: para ser emprendedor, necesitas ser emprendedor.

Este artículo contiene enlaces de afiliados, lo que significa que podemos ganar una pequeña comisión si un lector hace clic y realiza una compra. Todo nuestro periodismo es independiente y de ninguna manera está influenciado por ningún anunciante o iniciativa comercial. Al hacer clic en un enlace de afiliado, acepta que se establecerán cookies de terceros. Más información.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, las mujeres comunes suplicamos, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en el sentido de que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis detallado y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que ella es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" súplicas, que parecen cada vez más desesperadas a medida que se hacen cada vez más necesarias. La entrevista en cuestión trataba sobre su destino de lujo de tat'n’slap, Goop, que sufrió un duro golpe el año pasado cuando la reina madre del estilo de vida Martha Stewart arrojó algo de sombra en su dirección. "No tengo la sensación de que sea creíble. Ella es entusiasta, pero no es creíble ", según los informes, dijo Stewart, dejando a los entusiastas de las velas perfumadas con precios excesivos en un dilema sobre dónde es seguro ir.

Goop se basa en que sus lectores creen que aspiran a ser Paltrow, en que necesitan ir a los restaurantes de lujo a los que ella va, quieren pagar los tratamientos de belleza extravagantes que ella pide y se inscriben en la absurda idea de que nuestros ingeniosos e intrincados cuerpos humanos necesitan ser desintoxicados. Una de las frases favoritas de LiS en todo Goop, incluso más que la descripción de un experto en pérdida de peso como un "especialista en integración estructural", se esconde dentro del "¿Realmente funciona la desintoxicación?" Preguntas y respuestas: "Como sabrá cualquier lector de Goop, la idea de desintoxicación más importante es adoptar un estilo de vida de desintoxicación". En otras palabras, para desintoxicarse necesitas desintoxicarte. Para ser mujer necesitas ser mujer. Para no decir nada es necesario. etc.

Si Paltrow está vendiendo su estilo de vida de estrella de cine, entonces no es como nosotros. Pero para funcionar como una empresa, parece haberse dado cuenta de que Goop tiene que ampliar su atractivo. No es de extrañar que esté luchando por saber cuán común se supone que es. Tal confusión de estatus no se ha visto desde los Flat Cap Years, en los que la ex amiga Madonna se casó con Guy Ritchie y tuvo una crisis asombrosa de identidad de esposa de Nueva York-cockney-country-esposa.

Y, sin embargo, LiS está dolorida, como nosotros cuando el libro de cocina de Paltrow resultó estar lleno de recetas sabrosas que hicieron que todas esas fotos espontáneas sin maquillaje de ella retozando en un prado valieran la pena, casi. Vanity Fair, que lleva mucho tiempo en disputa con la estrella, encabezó esta última crítica con un artículo vicioso y divertido, pero al ver imágenes de la entrevista, Paltrow está, bueno, respondiendo las preguntas tal como le fueron formuladas. "Sin embargo, ¿crees que eres algo parecido a la mujer común?" condujo a: "Soy increíblemente cercana a la mujer común". "No me veo como un gurú en absoluto", responde, cuando se le pregunta si es un gurú. No la hace sentir necesidad "¡Soy como tú!" schtick es más fácil de tragar, por supuesto, pero como ella podría decir: para ser emprendedor, necesitas ser emprendedor.

Este artículo contiene enlaces de afiliados, lo que significa que podemos ganar una pequeña comisión si un lector hace clic y realiza una compra. Todo nuestro periodismo es independiente y de ninguna manera está influenciado por ningún anunciante o iniciativa comercial. Al hacer clic en un enlace de afiliado, acepta que se establecerán cookies de terceros. Más información.


Entonces, Gwyneth Paltrow, ¿quieres unirte conscientemente a la "mujer común"?

La famosa campeona del desequilibrio vaginal Gwyneth Paltrow ha agregado aún más relleno a su siempre generoso saco de boxeo de idiotez privilegiada, para el deleite de Internet. "Soy increíblemente cercana a la mujer común", le dijo a CNN Money en una entrevista esta semana. ¿Cómo es eso, Gwyneth, las mujeres comunes suplicamos, un mar de rostros mugrientos en un orfanato de Dickens, sosteniendo nuestros cuencos de gachas por un bocado más de la sabiduría de Hollywood? Ella está cerca de la mujer común, dice, "en que soy una mujer y una madre".

LiS no es una experta en lingüística, pero si sometemos esto a un análisis detallado y cuidadoso, Paltrow parece estar diciendo que es igual que una mujer común, porque ella es una mujer. Pero ella no es una mujer común, porque solo es igual que una mujer común. ¡Que alguien nos desacople conscientemente de esta danza semántica! Basándose en la experiencia médica que la llevó a recomendar ponerse en cuclillas sobre una tetera glorificada y aplicar vapor a las partes femeninas más comunes (o, para los caballeros, un "vapor A", compadezco al tonto), aclara: "Nosotros estamos todos en un cuerpo físico con corazones palpitantes, con compasión y amor ". No se equivoca: todas las mujeres vivas son de hecho iguales, porque tenemos sistemas circulatorios y estamos vivas.

En caso de que la mujer no esté, en este punto, convencida por su aplicación a la hermandad global, Paltrow le da un último empujón. “Todos somos buscadores, todos queremos preguntas, todos queremos satisfacción, queremos vivir nuestras mejores vidas. Queremos estar sanos y felices y exprimir al máximo la vida. Creo que son todas las mujeres ". Nace el hashtag #notallwomen.

Hay una tragedia en el corazón de esto: no importa cuánto lo intente, Paltrow solo puede tropezar con ella "¡Soy como tú!" pleas, which seem increasingly desperate just as they are becoming more and more necessary. The interview in question was about her luxe tat’n’slap destination Goop, which suffered a crushing blow last year when queen mother of lifestyle Martha Stewart threw some shade in its direction. “I don’t get the sense she’s credible. She’s enthusiastic, but she’s not credible,” Stewart reportedly said, leaving overpriced scented candle enthusiasts in a quandary over just where it was safe to go.

Goop is based on its readers believing they aspire to be Paltrow, on them needing to go to the high-end restaurants that she goes to, wanting to pay for the off-the-wall beauty treatments she shells out for, and signing up to the preposterous idea that our clever, intricate human bodies need to be detoxed. One of LiS’s favourite phrases on the whole of Goop, even more so than the description of a weight loss expert as a “structural integrative specialist”, lurks within the “Does detoxing really work?” Q&A: “As any Goop reader will know, the single most important detox idea is to adopt a detox lifestyle.” In other words, to detox you need to detox. To be a woman you need to be a woman. To say nothing you need to . etc.

If Paltrow is selling her movie star lifestyle, then she is not like us. But in order to function as a business, she seems to have realised that Goop has to widen its appeal. No wonder she’s struggling over just how common she’s supposed to be. Such status confusion has not been seen since the Flat Cap Years, in which ex-friend Madonna married Guy Ritchie and had a staggering crisis of New-York-cockney-country-wife identity.

And yet, LiS is pained, just as we were when Paltrow’s cookbook turned out to be full of tasty recipes which made all those no-makeup candid shots of her frolicking in a meadow worth enduring, almost. Vanity Fair, which has long-standing beef with the star, led this latest excoriation with a vicious, funny article, but on watching footage of the interview, Paltrow is, well, answering the questions as they were put to her. “Do you think you’re anything close to the common woman, though?” led to, “I’m incredibly close to the common woman.” “I don’t see myself as a guru at all,” she replies, when asked if she is a guru. It doesn’t make her needy “I’m like you!” schtick any easier to swallow, of course, but as she might put it: to be an entrepreneur, you need to be an entrepreneur.

This article contains affiliate links, which means we may earn a small commission if a reader clicks through and makes a purchase. All our journalism is independent and is in no way influenced by any advertiser or commercial initiative. By clicking on an affiliate link, you accept that third-party cookies will be set. More information.


So, Gwyneth Paltrow, you want to consciously couple yourself to the ‘common woman’?

F amed champion of vaginal imbalance Gwyneth Paltrow has added yet more stuffing to her ever-generous punching bag of privileged idiocy, to the delight of the internet. “I’m incredibly close to the common woman,” she told CNN Money in an interview this week. How so, Gwyneth, us common women beg, a sea of grubby faces in a Dickensian orphanage, holding out our gruel bowls for just a morsel more of Hollywood wisdom? She is close to the common woman, she says, “in that I’m a woman, and a mother”.

LiS is no linguistics expert, but if we subject this to close and careful analysis, Paltrow appears to be saying that she is igual que a common woman, because she es a woman. But she is not a common woman, because she is only igual que a common woman. Somebody consciously uncouple us from this semantic dance! Drawing on the medical expertise that led her to recommend squatting over a glorified kettle and applying steam to one’s most common-womanly parts (or, for the gentlemen, an “A-steam”, I pity the fool), she clarifies: “We are all in a physical body with beating hearts, with compassion and love.” She’s not wrong: all living women are indeed the same, because we have circulatory systems, and are alive.

In case womankind is not, at this point, convinced by her application to the global sisterhood, Paltrow gives it one last push. “We are all seekers, we all want questions, we all want fulfilment, we want to live our best lives. We want to be healthy and happy and squeeze the most that we can out of life. I think that’s all women.” The hashtag #notallwomen is born.

There’s a tragedy at the heart of this: no matter how hard she tries, Paltrow can only ever stumble on her “I’m just like you!” pleas, which seem increasingly desperate just as they are becoming more and more necessary. The interview in question was about her luxe tat’n’slap destination Goop, which suffered a crushing blow last year when queen mother of lifestyle Martha Stewart threw some shade in its direction. “I don’t get the sense she’s credible. She’s enthusiastic, but she’s not credible,” Stewart reportedly said, leaving overpriced scented candle enthusiasts in a quandary over just where it was safe to go.

Goop is based on its readers believing they aspire to be Paltrow, on them needing to go to the high-end restaurants that she goes to, wanting to pay for the off-the-wall beauty treatments she shells out for, and signing up to the preposterous idea that our clever, intricate human bodies need to be detoxed. One of LiS’s favourite phrases on the whole of Goop, even more so than the description of a weight loss expert as a “structural integrative specialist”, lurks within the “Does detoxing really work?” Q&A: “As any Goop reader will know, the single most important detox idea is to adopt a detox lifestyle.” In other words, to detox you need to detox. To be a woman you need to be a woman. To say nothing you need to . etc.

If Paltrow is selling her movie star lifestyle, then she is not like us. But in order to function as a business, she seems to have realised that Goop has to widen its appeal. No wonder she’s struggling over just how common she’s supposed to be. Such status confusion has not been seen since the Flat Cap Years, in which ex-friend Madonna married Guy Ritchie and had a staggering crisis of New-York-cockney-country-wife identity.

And yet, LiS is pained, just as we were when Paltrow’s cookbook turned out to be full of tasty recipes which made all those no-makeup candid shots of her frolicking in a meadow worth enduring, almost. Vanity Fair, which has long-standing beef with the star, led this latest excoriation with a vicious, funny article, but on watching footage of the interview, Paltrow is, well, answering the questions as they were put to her. “Do you think you’re anything close to the common woman, though?” led to, “I’m incredibly close to the common woman.” “I don’t see myself as a guru at all,” she replies, when asked if she is a guru. It doesn’t make her needy “I’m like you!” schtick any easier to swallow, of course, but as she might put it: to be an entrepreneur, you need to be an entrepreneur.

This article contains affiliate links, which means we may earn a small commission if a reader clicks through and makes a purchase. All our journalism is independent and is in no way influenced by any advertiser or commercial initiative. By clicking on an affiliate link, you accept that third-party cookies will be set. More information.


So, Gwyneth Paltrow, you want to consciously couple yourself to the ‘common woman’?

F amed champion of vaginal imbalance Gwyneth Paltrow has added yet more stuffing to her ever-generous punching bag of privileged idiocy, to the delight of the internet. “I’m incredibly close to the common woman,” she told CNN Money in an interview this week. How so, Gwyneth, us common women beg, a sea of grubby faces in a Dickensian orphanage, holding out our gruel bowls for just a morsel more of Hollywood wisdom? She is close to the common woman, she says, “in that I’m a woman, and a mother”.

LiS is no linguistics expert, but if we subject this to close and careful analysis, Paltrow appears to be saying that she is igual que a common woman, because she es a woman. But she is not a common woman, because she is only igual que a common woman. Somebody consciously uncouple us from this semantic dance! Drawing on the medical expertise that led her to recommend squatting over a glorified kettle and applying steam to one’s most common-womanly parts (or, for the gentlemen, an “A-steam”, I pity the fool), she clarifies: “We are all in a physical body with beating hearts, with compassion and love.” She’s not wrong: all living women are indeed the same, because we have circulatory systems, and are alive.

In case womankind is not, at this point, convinced by her application to the global sisterhood, Paltrow gives it one last push. “We are all seekers, we all want questions, we all want fulfilment, we want to live our best lives. We want to be healthy and happy and squeeze the most that we can out of life. I think that’s all women.” The hashtag #notallwomen is born.

There’s a tragedy at the heart of this: no matter how hard she tries, Paltrow can only ever stumble on her “I’m just like you!” pleas, which seem increasingly desperate just as they are becoming more and more necessary. The interview in question was about her luxe tat’n’slap destination Goop, which suffered a crushing blow last year when queen mother of lifestyle Martha Stewart threw some shade in its direction. “I don’t get the sense she’s credible. She’s enthusiastic, but she’s not credible,” Stewart reportedly said, leaving overpriced scented candle enthusiasts in a quandary over just where it was safe to go.

Goop is based on its readers believing they aspire to be Paltrow, on them needing to go to the high-end restaurants that she goes to, wanting to pay for the off-the-wall beauty treatments she shells out for, and signing up to the preposterous idea that our clever, intricate human bodies need to be detoxed. One of LiS’s favourite phrases on the whole of Goop, even more so than the description of a weight loss expert as a “structural integrative specialist”, lurks within the “Does detoxing really work?” Q&A: “As any Goop reader will know, the single most important detox idea is to adopt a detox lifestyle.” In other words, to detox you need to detox. To be a woman you need to be a woman. To say nothing you need to . etc.

If Paltrow is selling her movie star lifestyle, then she is not like us. But in order to function as a business, she seems to have realised that Goop has to widen its appeal. No wonder she’s struggling over just how common she’s supposed to be. Such status confusion has not been seen since the Flat Cap Years, in which ex-friend Madonna married Guy Ritchie and had a staggering crisis of New-York-cockney-country-wife identity.

And yet, LiS is pained, just as we were when Paltrow’s cookbook turned out to be full of tasty recipes which made all those no-makeup candid shots of her frolicking in a meadow worth enduring, almost. Vanity Fair, which has long-standing beef with the star, led this latest excoriation with a vicious, funny article, but on watching footage of the interview, Paltrow is, well, answering the questions as they were put to her. “Do you think you’re anything close to the common woman, though?” led to, “I’m incredibly close to the common woman.” “I don’t see myself as a guru at all,” she replies, when asked if she is a guru. It doesn’t make her needy “I’m like you!” schtick any easier to swallow, of course, but as she might put it: to be an entrepreneur, you need to be an entrepreneur.

This article contains affiliate links, which means we may earn a small commission if a reader clicks through and makes a purchase. All our journalism is independent and is in no way influenced by any advertiser or commercial initiative. By clicking on an affiliate link, you accept that third-party cookies will be set. More information.


So, Gwyneth Paltrow, you want to consciously couple yourself to the ‘common woman’?

F amed champion of vaginal imbalance Gwyneth Paltrow has added yet more stuffing to her ever-generous punching bag of privileged idiocy, to the delight of the internet. “I’m incredibly close to the common woman,” she told CNN Money in an interview this week. How so, Gwyneth, us common women beg, a sea of grubby faces in a Dickensian orphanage, holding out our gruel bowls for just a morsel more of Hollywood wisdom? She is close to the common woman, she says, “in that I’m a woman, and a mother”.

LiS is no linguistics expert, but if we subject this to close and careful analysis, Paltrow appears to be saying that she is igual que a common woman, because she es a woman. But she is not a common woman, because she is only igual que a common woman. Somebody consciously uncouple us from this semantic dance! Drawing on the medical expertise that led her to recommend squatting over a glorified kettle and applying steam to one’s most common-womanly parts (or, for the gentlemen, an “A-steam”, I pity the fool), she clarifies: “We are all in a physical body with beating hearts, with compassion and love.” She’s not wrong: all living women are indeed the same, because we have circulatory systems, and are alive.

In case womankind is not, at this point, convinced by her application to the global sisterhood, Paltrow gives it one last push. “We are all seekers, we all want questions, we all want fulfilment, we want to live our best lives. We want to be healthy and happy and squeeze the most that we can out of life. I think that’s all women.” The hashtag #notallwomen is born.

There’s a tragedy at the heart of this: no matter how hard she tries, Paltrow can only ever stumble on her “I’m just like you!” pleas, which seem increasingly desperate just as they are becoming more and more necessary. The interview in question was about her luxe tat’n’slap destination Goop, which suffered a crushing blow last year when queen mother of lifestyle Martha Stewart threw some shade in its direction. “I don’t get the sense she’s credible. She’s enthusiastic, but she’s not credible,” Stewart reportedly said, leaving overpriced scented candle enthusiasts in a quandary over just where it was safe to go.

Goop is based on its readers believing they aspire to be Paltrow, on them needing to go to the high-end restaurants that she goes to, wanting to pay for the off-the-wall beauty treatments she shells out for, and signing up to the preposterous idea that our clever, intricate human bodies need to be detoxed. One of LiS’s favourite phrases on the whole of Goop, even more so than the description of a weight loss expert as a “structural integrative specialist”, lurks within the “Does detoxing really work?” Q&A: “As any Goop reader will know, the single most important detox idea is to adopt a detox lifestyle.” In other words, to detox you need to detox. To be a woman you need to be a woman. To say nothing you need to . etc.

If Paltrow is selling her movie star lifestyle, then she is not like us. But in order to function as a business, she seems to have realised that Goop has to widen its appeal. No wonder she’s struggling over just how common she’s supposed to be. Such status confusion has not been seen since the Flat Cap Years, in which ex-friend Madonna married Guy Ritchie and had a staggering crisis of New-York-cockney-country-wife identity.

And yet, LiS is pained, just as we were when Paltrow’s cookbook turned out to be full of tasty recipes which made all those no-makeup candid shots of her frolicking in a meadow worth enduring, almost. Vanity Fair, which has long-standing beef with the star, led this latest excoriation with a vicious, funny article, but on watching footage of the interview, Paltrow is, well, answering the questions as they were put to her. “Do you think you’re anything close to the common woman, though?” led to, “I’m incredibly close to the common woman.” “I don’t see myself as a guru at all,” she replies, when asked if she is a guru. It doesn’t make her needy “I’m like you!” schtick any easier to swallow, of course, but as she might put it: to be an entrepreneur, you need to be an entrepreneur.

This article contains affiliate links, which means we may earn a small commission if a reader clicks through and makes a purchase. All our journalism is independent and is in no way influenced by any advertiser or commercial initiative. By clicking on an affiliate link, you accept that third-party cookies will be set. More information.


Ver el vídeo: Binging with Babish: Cubanos from Chef (Diciembre 2021).